Tras 14 años, el príncipe Harry reconoció a un joven africano en la multitud el día de su boda

Desde el primer momento, la tan esperada boda del año ha cumplido con todas las expectativas. El enlace matrimonial entre el príncipe Harry y Meghan Markle estuvo lleno de momentos muy especiales.

Desde la llegada de la novia, hasta el romántico beso de los duques de Sussex, todo precioso… pero un detalle del que no se había hablado ha terminado siendo uno de los más comentados de la jornada.

Una de las imágenes más emotivas fue la del asiento vacío, reservado para la princesa Diana. El lugar era el más cercano al altar, junto al duque de Cambridge, por supuesto en la primera fila.

Otro acontecimiento relacionado con el enlace que se ha viralizado en los días posteriores ha sido la noticia de que, en menos de 24 horas después de la celebración, las bolsitas que obsequiaron a los invitados ya estaban en venta en eBay como recuerdo histórico.

Pero sin duda la escena más viral ha sido una bastante emotiva protagonizada por el novio minutos antes de entrar al Castillo de Windsor.

Una publicación compartida de Kensington Palace (@kensingtonroyal) el

Cuando Harry se disponía a entrar al Castillo, donde se reuniría con su prometida, entre la multitud se encontraban algunos africanos muy emocionados que alzaban sus manos eufóricos para saludarle… y él rápidamente reconoció a uno de ellos: Mutsy Potsane.

En las imágenes se puede ver cómo el novio los saluda efusivamente, y al percatarse de que estaba el joven de 18 años presente, se animó a hacerle un gesto con el pulgar hacia arriba.

Cuando el pequeño huérfano tenía 4 años, el príncipe Harry visitó África en una misión de caridad hacia niños afectados por la crisis del VIH y el SIDA y fue en ese momento cuando conoció a este niño que se robó su corazón. Desde ese momento ambos comenzaron una estrecha amistad que se mantuvo a lo largo de los años, y que les volvió a reunir en 2016 cuando el príncipe regresó a la nación para continuar su obra benéfica y grabar un documental de ITV.

Según señala el Daily Mail, incluso Harry le habría regalado un par de botas de agua azul brillante que el chico apreció durante muchos años, y que cuando se reunieron a sus 15 años, supo agradecerle con un gran abrazo.

En esta oportunidad, el joven asistió como parte de los 10 representantes invitados de la organización de caridad de Harry, llamada Sentebale —que significa “No me olvides”—.

Sin embargo, no sólo la presencia de este chico era importante para el novio, pues había cerca de 200 representantes de diferentes organizaciones benéficas entre los 2.460 invitados que celebraron la Boda Real dentro de los terrenos del Castillo de Windsor.

Comentarios