Última hora: otro concursante quiere abandonar ‘Supervivientes’… pero la dirección del programa se lo impide

El reality de Telecinco está que arde. Supervivientes ha dicho adiós en su cuarta gala a Janet Capdevila. La segunda expulsada del concurso se ha jugado la permanencia como zombie contra Paola Caruso. Sin embargo, la audiencia ha elegido que continúe en el reality la italiana.

Tras la expulsión de Janet y el “robo” de Alba por el equipo “Tierra de Nadie“, Cielo” e “Infierno” se dispusieron a dar el nombre de sus nominados. Raquel y Bibi, del equipo “Cielo” y Juan Miguel e Iván, del equipo “Infiernoson los concursantes que se juegan su permanencia en el concurso. Pero la noticia ahora es precisamente el abandono de una de las concursantes… y el intento de otro.

Como contábamos, Bibi, de Las Mellis, abandona después de pasar por sus peores momentos en Honduras. La concursante ha explicado en directo que antes de viajar a Honduras le detectaron un par de quistes en la mama izquierda. Por lo visto, el pasado viernes la concursante fue operada y los médicos le han garantizado que puede seguir concursando, pero le ha podido su estado anímico y ha decidido marcharse: no se siente con fuerzas para continuar.

Además, ha pedido entre lágrimas que expulsen a su hermana melliza porque “está muy mal.

Pero no ha sido el único que ha querido abandonar: Iván, el participante procedente de Mujeres y Hombres y Viceversa, aseguró que unos fuertes dolores de espalda le estaban impidiendo estar en condiciones de seguir concursando.

Según el joven, por culpa de una caída producida durante una de las pruebas se había quedado tocado, y sus compañeros le daban la razón. “Le he visto muy apagado, no sé qué le pasa, esta semana no se quería levantar…“, dijo Alejandro Caracuel.

Sin embargo, Lara Álvarez le ha mostrado un documento médico según el cual no tendría razones médicas para abandonar el programa. Como “el dolor es subjetivo“, le permitían dar la última palabra y decidir si quería continuar o no… pero “acogiéndose a las consecuencias“. Es decir, su salida podría conllevar la consecuente multa.

Por ejemplo, en el caso de Alba Carrillo supimos que si se va antes de que la expulsen tendría que pagar a los responsables del formato 100.000 euros.

En el plató, y en las redes sociales, muchos no se fiaban mucho de los motivos del tronista, mientras otros criticaban el doble rasero:

 

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

 

Comentarios