Última hora: preocupación por el estado de salud de Frank Cuesta

Frank Cuesta no se calla ni debajo del agua, eso lo sabemos todos… especialmente cuando se trata de defender a los animales. Recientemente publicó en sus redes sociales tres enigmáticos mensajes en los que criticaba a los “postureadores” de la televisión, enemistándose con varios compañeros de profesión.

Una publicación compartida de Frank Cuesta (@cuestafrank) el

Además, Frank no dudó en contestar a Pelayo, el estilista de Cámbiame, después de unas polémicas declaraciones en las que defendió el consumo de “las pieles, vivas, muertas… en abrigo“.

La respuesta del protagonista de Wild Frank iba acompañada de unas duras imágenes en las que se ve cómo le quitan las pieles a los animales, y que hicieron que Pelayo reflexionara y se disculpara por sus palabras.

Parece que le cogió el gusto a eso de rajar contra las estrellas de la tele, porque poco después estalló contra Zapeando, el programa de La Sexta que conduce Frank Blanco…

Ahora, el presentador de televisión ha regresado al candelero por una razón muy diferente: Frank ha anunciado que ha contraído malaria, enfermedad de la que se ha infectado durante uno de sus últimos viajes a África.

La confirmación ha llegado a través de una explícita imagen en la que aparecen los resultados de la prueba que verifica si sufre malaria, en la que se puede observar el positivo.

Frank lamentó que “me traje de África un animal invasor. Que putada”.

Una publicación compartida de Frank Cuesta (@cuestafrank) el

Los seguidores del aventurero han respondido rápidamente con mensajes de apoyo y ánimo. “Ánimo, Frank”, “No te preocupes, Frank, puedes con eso y más” o “Fuerte, eres muy fuerte, nada te va a detener”, son algunos de los textos que se han podido leer.

Además, en unas pocas horas la actualización supera los 10.000 me gusta, simbolizando el apoyo con el que cuenta Frank. Desde aquí le mandamos todo nuestro apoyo y le deseamos una pronta recuperación.

La malaria es una de las enfermedades más habituales en el continente africano. Anualmente, entre 700.000 y 2.700.000 personas fallecen anualmente por esta enfermedad, aunque con el tratamiento correspondiente se puede lograr una pronta recuperación.

Entre los síntomas más habituales de la malaria se incluyen la anemia, la fiebre, la sudoración, los escalofríos, el dolor de cabeza, el dolor muscular y la aparición de sangre en las heces. En casos más graves, puede provocar convulsiones e incluso el coma.

Comentarios