Un granjero ruso recogió unos gatitos en el bosque, pero cuando crecieron, ¡se quedaron en shock!

Cuando un granjero ruso estaba vigilando su propiedad, se encontró con cuatro pequeñas bolitas peludas, las cuales eran completamente distintas a lo que había visto hasta ahora.

Incapaz de identificar a las criaturas y qué tipo de ayuda podrían necesitar, llamó a la reserva natural de Daursky. Poco sabía de que acababa de comenzar un viaje que cambiaría su vida.

Gato salvaje

imgur

Cuando los encontró, sus ojos aún no se habían abierto. Iban a necesitar mucha ayuda si querían sobrevivir. Llamó a la Reserva Natural Daursky. La reserva identificó rápidamente a los animales como gatos pallas, también conocidos como manuls, una especie rara de gato salvaje que es nativa de Asia Central.

Estos gatos son del mismo tamaño que los gatos domésticos, pero hay algunas diferencias. Su estructura es más gruesa, sus piernas son más cortas, y su piel es más gruesa para que puedan sobrevivir en climas duros. Sus caras son más anchas y las orejas son más planas.

Gato salvaje

imgur

Decidieron ver si dos gatos domésticos de la instalación amamantaban a los bebés. Afortunadamente, los gatos los tomaron y los cuidaron como si fueran suyos, salvando sus vidas. ¡Los gatitos comenzaron a crecer, y el personal de la reserva empezó a enamorarse!

Gato salvaje

Los gatos crecieron en la reserva, y sus cuidadores sabían cuál sería el siguiente paso. Era triste decir adiós, pero tenían que enviar a estos gatitos a la naturaleza, de vuelta a donde pertenecen.

Gato salvaje

En su primer invierno solo en la naturaleza, los manuls perdieron los collares de radio que la reserva les puso para seguir su progreso. También perdieron mucho peso.

Gato salvaje

Terminaron llevándolos a la reserva para el resto del invierno, y los soltaron de nuevo en la primavera, cuando pudieron adaptarse más fácilmente.

Gato salvaje

Esta vez, si que se aclimataron a su nuevo entorno.

Gato salvaje

imgur

fuente

Ahora los manuls están de vuelta en su hábitat natural y viven en libertad.

¡Todo gracias a la reserva y a sus gatos domésticos!

Fuente

Comentarios