Un hombre descubrió una familia de ratones viviendo en su jardín y les construyó una aldea en miniatura

Recientemente, el fotógrafo Simon Dell se encontró a una familia de ratones correteando por su jardín. Sin embargo, hizo lo contrario que muchos habrían esperado.

Dell, en vez de poner trampas, sacó su caja de herramientas y construyó una aldea en miniatura para estos adorables animalitos. Y consiguió su objetivo cuando ellos se lo pagaron posando delante de su cámara. El resultado es una serie de imágenes que han cautivado a internautas de todo el mundo, ¡esperamos que os gusten tanto como a nosotros!

“Un día salí a hacer fotos de los pájaros al jardín, y como acababa de cortar el césped vi algo moviéndose en el suelo. Apunté hacia ahí la cámara y me asombré al ver un adorable ratoncito, de pie como los suricatos. Me hizo muy feliz.”

“Supe instantáneamente que era toda una estrella, y corrí adentro a buscar cacahuetes que dejarle. Me senté ahí, esperando y solo tardó unos minutos en volver a por sus golosinas.”

“En ese momento pensé en darle un pequeño refugio y un lugar seguro en el que ocultarse y alimentarse.”

“Tenía algo de experiencia haciendo fotos de fauna y de ratones, ya que una vez tuve un ratón en el cobertizo y sólo salía de noche. Era un ratón de campo y lo llamamos Stuart.”

“Era un solo ratón, pero a principios de 2018 se fue, probablemente para encontrar pareja. Espero que vuelva este invierno y quizá conozca a los nuevos ratones del jardín.”

“En el jardín tenemos muchos tipos de ave: estorninos, gorriones, mirlos, petirrojos y muchos más. Incluso una garza real que se ha llevado casi todos los peces de mis estanques.”

“También hay un zorro que nos visita cada noche y muchos erizos y ardillas.”

“Al principio solo estaba este ratón. Tenía un corte en una oreja y lo llamamos George. Apilé algunos tronquitos alrededor de una caja como casa para él y lo cubrí con musgo y paja para ofrecerle algo de refugio.”

“Veía a gatos sentados al otro lado de la valla, a tan solo unos metros, así que los troncos también le dieron algo más de seguridad.”

“Luego puse algo de alambrada en la valla para que de ningún modo los gatos pudieran coger al ratón. También tengo un perro Jack Russell Terrier, así que los gatos saben que no deben entrar. Y el perro no hace ni caso del ratón.”

“Un par de días después me di cuenta de que podría haber más de un ratón dentro del refugio, y no tardaron en salir a por comida.”

“Decidí construirles una casa, ya que quería que estuvieran seguros. También, como les daba de comer, pensaba que sería culpa mía si salían a por mi comida y se convertían en presas. Y como fotógrafo, quise crearles un hábitat bonito a la hora de hacer fotos.”

“Cuando llegaron más ratones en los días siguientes, hice cambios en el refugio, añadiendo más habitaciones. El interior de la estructura tiene 2 o 3 entradas y salidas, para poder escapar si lo necesitan. Y tras semanas y meses no ha parado de crecer.”

“Añadí más espacio y lo preparé para el frío invierno, dándoles la mejor oportunidad posible de sobrevivir. Ya he contado 5 o más ratones, y la hembra, Mildred, está muy preñada, así que esperamos una buena camada de ratoncitos para Navidad.”

“Sé que los ratones pueden tener hasta 14 crías, así que quizá construya más habitaciones para ellos. Pero tengo espacio y no me importa vivir junto a estas criaturitas tan adorables y fotogénicas.”

“A los ratones parece encantarles su refugio y se mudaron enseguida. Son criaturas de campo, así que aún salen corriendo si me acerco demasiado o me muevo muy rápido, pero a menudo consigo sentarme no muy lejos con la cámara y el zoom y parecen felices entrando y saliendo con nueces y semillas.”

“La comida que les doy normalmente es toda natural. Recojo bayas, nueces y frutas que crecen junto a los caminos en la reserva natural de Shire Brook Valley. También les doy la misma mezcla de semillas que les pongo a los pájaros, junto con pipas de girasol y avellanas o nueces. Como golosina les doy un par de gusanos de la harina secos y bolitas de sebo, pero intento siempre darles comida sana y natural.”

“Siempre me ha gustado la fotografía, pero solo tengo mi cámara Reflex digital desde hace 3 años. Poco a poco aumento mi equipo y mejoro mis cámaras para mejorar mis habilidades y para conseguir mejores imágenes de la fauna.”

“Un mejor equipo y un buen objetivo ayudan, pero nada mejor que aprender a controlar la cámara, entender los ajustes y comprender la fauna a la que estás fotografiando. Para ayudarte a acercarte o saber cuándo y dónde encontrarlos.”

“Los ratones siguen aquí y viven felizmente. Ahora es invierno y los días son más cortos, así que salen menos. Una vez que oscurece, es difícil velos. Sin embargo, de día les veo salir a por comida y por la mañana ya no queda nada. También les doy puñados de plumas de una vieja almohada para que preparen sus camas en el refugio y se calienten en las frías noches invernales británicas.”

Fuente.

¿Qué os parece a vosotros?

Comentarios