Un hombre transforma una cueva abandonada de 700 años en un precioso apartamento

A los que nunca nos ha atraído vivir en una cueva, esto podría hacernos cambiar de opinión.

Ha sido una de las viviendas más comentadas de los últimos días, gracias a un vídeo que se ha convertido en todo un fenómeno viral. La gran peculiaridad de esta singular casa, situada en la zona rural de Worcestershire, Inglaterra, es que está construida en una escarpa de arenisca del Triásico, cerca del bosque de Wyre.

Como residencia, tiene una larga historia: la cueva había estado habitada durante más de 700 años, antes de ser abandonada en 1962 y volver a su estado natural. Pero en 2015, Angelo Mastropietro se gastó alrededor de 200.000 € en convertirla en un romántico alojamiento rural. Uno que no solo es íntimo, apartado del mundanal ruido… sino que no se parece a ningún sitio en el que hayáis estado antes.

El “Rockhouse” —”casa de piedra”—, de 65 metros cuadrados, combina el estilo contemporáneo con la comodidad y la tranquilidad de la naturaleza. En su interior, por supuesto, encontramos una serie de mejoras de lujo que no asociamos con el concepto “vivir en una caverna”.

Así, tenemos una ducha “rain forest”, suelo radiante en la ducha y vestidor, una cocina totalmente equipada, WiFi gratis, base de conexión para música y la inevitable Nespresso. Además, hay una terraza para cocinar al aire libre con parrilla de gas y pozo de fuego.

El retiro de Mastropietro está perfectamente situado para aquellos que quieran pasar tiempo explorando la naturaleza: en la zona hay muchas atracciones al aire libre, como 40 kilómetros de senderos para caminar, y el famoso West Midlands Safari Park.

Además, los huéspedes también pueden visitar la cercana histórica ciudad ribereña de Bewdley, donde podrán disfrutar de sus ofertas comerciales.

Si os habéis enamorado del emplazamiento, podéis reservar The Rockhouse Retreat a través de su sitio web.

Fuente.

¿Qué os parece a vosotros?

Fuente

Comentarios