Un niño asturiano de 10 años salva la vida de su padre gracias a algo que aprendió en la serie “Centro Médico”

Para que luego digan que la televisión no sirve para nada.

Gracias a La_Nueva_España hemos conocido la historia de Manuel Rodríguez Muñíz, un héroe de diez años que salvó la vida de su padre gracias a lo que aprendió viendo este programa de televisión. El progenitor, también Manuel Rodríguez, sufrió un síncope –derivado de una dolencia en la espalda– y perdió el conocimiento. “Manu, Manu? me muero”, fue lo único que pudo decir antes de caer al suelo. El chaval reaccionó rápido: le hizo el boca a boca, comprobó que respiraba y le colocó de lado. 

Después de atender a su padre, el niño se fue a casa de la vecina y llamó al 112: “Necesito una ambulancia, mi papá está muy malo”. Una situación que a cualquiera superaría, pero que Manuel supo controlarla sin que le temblara el pulso. “De muy pequeño ya se sabía mi número de móvil, sin que nadie se lo hubiera pedido. Lo anotó en un papel, que pegó en la estantería de su habitación, y también escribió “ambulancia 112”. cuenta su madre, que trabaja a una hora de casa y que fue informada por el joven en todo momento: “Me dijo que el padre estaba en el suelo y que lo había colocado para que no se ahogara. Yo le respondí, muy nerviosa, que tardaría una hora en llegar a casa y que tenía que llamar a la vecina para que avisara al 112”. 

Finalmente, y después del tremendo susto que vivió esta familia, el padre de Manuel se recupera en el hospital y el niño es todo un héroe entre sus amigos y familiares. Y no es para menos, ya que muchos, con algunos años más, nos habríamos puesto a temblar sin saber qué hacer en una situación similar. Bravo.

 

Comentarios