Un niño de seis años sorprende con su reflexión tras las burlas por querer vestirse de princesa

Miles de personas lo han compartido.

Marta Pérez, una usuaria de las redes sociales, ha compartido una aplaudida reflexión sobre la educación en los niños que no ha tardado en convertirse en viral. El texto se basa en su experiencia en un trabajo que hizo jugando con niños de cuatro a seis años durante una boda.

Mientras ella pintaba la cara a los pequeños, uno de ellos —niño— le pidió que le pintase de princesa Elsa “con una corona de nieve, los ojos pintados de azules, un corazón, los labios de rojo y mucha purpurina en la corona, en los ojos y en los labios”. Y ocurrió algo tristemente habitual en estas circunstancias.

En ese momento, los demás niños se burlaron de él por querer pintarse de princesa.

“A mí no me importa que se rían de mí porque el año pasado en el cole se reían todos los días y me insultaban porque llevaba una mochila de Frozen pero mi madre me explicó que no hay cosas ni de niños ni de niñas, que todo es de todos”, le respondió el niño.

Pérez reflexiona:

“Viví una situación bonita a la misma vez que amarga. Bonita porque el niño de casi 6 años es capaz de entender la educación tan bonita que le están dando en ese aspecto, y amarga por la educación que están recibiendo los otros niños y por pensar en el horror de año que habría pasado este niño. Evitar una educación sexista podría primero, evitar casos de bullying, y segundo, podría ayudarles a experimentar, desarrollarse y a obtener una identidad que ellos mismos elijan.”

Su publicación ha sido compartida más de 5.100 veces.

“Ayer cuando trabajaba en una boda con niños y niñas de unos 4/5/6 años, tocó la sesión del pinta caras.

Niñas: “Yo quiero la princesa Aurora, yo quiero una mariposa con mucha purpurina, yo quiero una flor, yo quiero como tú, de mujer mayor con rabillo, los ojos pintados y los labios”

Niños: “Yo quiero un león, yo quiero un pirata, yo Spider-Man, yo de España y yo de princesa Elsa”.

Yo: ¿cómo quieres que te pinte de princesa?

Niño: con una corona de nieve, los ojos pintados de azules, un corazón, los labios de rojo y mucha purpurina en la corona, en los ojos y en los labios.

Se acercan varios niños… “illo qué te estás pintando de princesa???????????????? (Con sorpresa y risas posteriores)

Niño: a mi no me importa que se rían de mí porque el año pasado en el cole se reían todos los días y me insultaban porque llevaba una mochila de frozen pero mi madre me explicó que no hay cosas ni de niños ni de niñas, que todo es de todxs.

Viví una situación bonita a la misma vez que amarga. Bonita porque el niño de casi 6 años es capaz de entender la educación tan bonita que le están dando en ese aspecto, y amarga por la educación que están recibiendo los otros niños y por pensar en el horror de año que habría pasado este niño.

Los juguetes, las mochilas, y demás cosas no son ni para los niños ni para las niñas, son para jugar o utilizarlos. Olvidémonos de los estereotipos y hagámoslo saber a los más peques que no entienden. Ni el fútbol o los videojuegos son de niños ni frozen o el ballet de niñas.

Evitar una educación sexista podría primero, evitar casos de bullying, y segundo, podría ayudarles a experimentar, desarrollarse y a obtener una identidad que ellxs mismxs elijan.”

¿Qué os parece a vosotros?

Comentarios