Un padre pone a su bebé prematuro a hacer “cosas de hombres”, y el resultado es divertidísimo

Cuando el pequeño Ryan nación, lo hizo adelantándose 9 semanas antes y pensando apenas un kilo. Pasó seis semanas en la Unidad de Cuidados Intensivos de neonatos, un periodo que, como os podréis imaginar, se le hizo eterno a sus padres. Pero no tardaron en verle el lado divertido a la situación.

Cuando dos años antes nació su hija, el padre de dedicó a photoshoppearla haciendo deportes aunque todavía era un bebé. Aunque con su segundo hijo las cosas no salieron como las habían planeado, bromeaban con que no era prematuro… sino “avanzado”. Por tanto, tuvieron la idea de hacer una sesión fotográfica como si estuviera haciendo trabajos de un hombre adulto.

Las fotos tienen un trabajo increíble detrás; cada una requería unos 15-20 minutos, en los que gran parte del trabajo era poner a Ryan en la foto y luego editarla. Lo más importante era preparar la utilería y encontrar la ropa para cada foto. El siguiente, preparar el escenario, encuadrar la foto, ordenar los objetos y poner la luz adecuada. Hay preparaciones realmente elaboradas, como, por ejemplo, la foto en la que aparece levantando pesas. En ese caso, preparó una plataforma colgando del techo en la que montó la cámara y sostuvo las pesas encima de Ryan para que él pudiera agarrarlas en vez de levantarlas.

Después de cada sesión de fotos, este concienzudo padre revisaba cientos de imágenes de objetos para elegir la mejor, y después utilizaba Photoshop para quitarse de las fotografías y combinar las mejores partes de las imágenes en una composición. A la gente le encantaron las fotografías, tanto que fue muy decepcionante cuando al serie terminó.

Por supuesto, también hubo gente que temió por la seguridad de Ryan, y hubo que explicarle que detrás de las imágenes había un gran trabajo de Photoshop y que el bebé nunca corrió ningún riesgo. Lo que nosotros nos preguntamos es qué pensará el bueno de Ryan cuando tenga uso de razón y vea esas imágenes…

Afeitándose la barba.

Cortando el césped.

Soplando las hojas como un campeón.

Jugando el póker con los amigos.

Cortando la leña.

Pescando —su primer pez y soltándolo después—.

Tuneando el Prius de su madre.

Cortando el pavo del día de Acción de Gracias.

Ganándose el sueldo —sí, le hicieron un mini maletín—.

Levantando 106 onzas en el banco.

Trabajando los músculos.

Por cierto, ¡Ryan tiene ahora 6 meses y finalmente está en la correcta escala de crecimiento!

Fuente.

¿Qué os parece a vosotros?

Comentarios