Un padre trollea de forma épica las fotos de Instagram de su hija y consigue el doble de seguidores que ella

Imagina la situación: eres una adolescente y tienes una cuenta en Instagram con chorrocientos mil followers donde subes imágenes muy sensuales. Que si enseñando un poco de por aquí, otro poco de por allá, abrazada con tu novio o mostrando tus numerosos tatuajes y piercings. Hasta aquí todo normal, algo que hacen cientos de miles de jóvenes a diario en todo el mundo.

Pero un día alguien te dice que ha visto a tu padre copiando los estilismos de tus fotografías en su perfil de la misma red social. No te lo puedes creer. Es imposible. Además pone tu foto original y las compara. ¿Es una pesadilla? Pues no, estás muy despierta.

En esta historia, que nos ha sacado una carcajada, los protagonistas son Chris Burr Martín y su hija, Cassie. El hombre lleva más de un año trolleando a su hija poniéndose pelucas, pintandose los mismos tatuajes e incluso en una ocasión se fabricó un muñeco para simular al novio de Cassie.

Pero lo mejor de esta historia es que lo que empezó como una broma se ha convertido en todo un fenómeno viral en las redes sociales, y hasta el padre ha doblado en seguidores –él tiene 140.000 y ella 70.000– a su hija. Maravilloso Internet.

Comentarios