Una chica borracha se mea en una copa, pero la venganza que recibe cuando llega la dueña no se la esperaba

El calor, el alcohol, las largas colas en los baños de discotecas hasta los topes y unas enormes ganas de orinar. Mezcla todo esto y añádele una dosis de estar como una cabra, y el resultado son personas –por decir algo– que vacían su vejiga en la barra del bar, pub o discoteca sin importarles que les estén viendo o, como en este caso, se beben la copa y la rellenan de su propia orina. ¿Asqueroso, verdad? Pues ocurre.

En el vídeo, que está corriendo como la pólvora por las redes sociales –ya cuenta con más de 70.000 Rts y 120.000 likes– vemos a una muchacha que, con más copas encima que el Real Madrid, se mea literalmente en su vaso, en el suelo, en la ropa, y si no se apartan, en el resto de los clientes.

Después de aliviar sus necesidades corporales, la chica disimula y pone la copa llena de orina en una mesa, pero lo que no se esperaba era la (enorme) reacción de una de las ocupantes de dicha mesa. Antes de hacer el ridículo más espantoso, si no sabes beber, no bebas.

“Una imbécil se meo en una copa y la dejó en nuestra mesa. Pero no sabía lo que le esperaba”

No te lo pierdas. 

Comentarios