Una concursante de ‘Quiero Ser’ deja el programa por “engañarla”, y destapa todas las miserias del reality

La aventura de Sara Carbonero en el prime time de Telecinco ha durado menos de lo esperado. La culpa la ha tenido la más que discreta acogida que ha tenido su Quiero ser, lo que ha obligado a reaccionar rápidamente a Mediaset.

Cnw1tMaXEAA9I1Y

El formato es muy parecido a otros que hay en la actualidad: un grupo de jóvenes que busca la fama, en esta ocasión con la moda como pretexto.

De la misma forma que en otros casos se persigue triunfar en el mundo de la cocina —como en el caso de MasterChef—, o encontrar a su media naranja —en formatos como First Dates o Mujeres y Hombres y Viceversa.

aspirantes-referencia-moda-Quiero_MDSVID20160719_0167_17

El caso es que, para nosotros, lo mejor del programa han sido las opiniones sobre él que se han podido leer en las redes sociales. Aquí tenéis algunas de las mejores.

Sea como sea, el programa ha hecho perder competitividad a Telecinco en el horario estelar de la cadena, provocando la fuga de espectadores a otras cadenas —First Dates ha llegado a batir su record. Por ello, Mediaset ha decidido levantar Quiero ser de su canal principal y se ha trasladado a Divinity, donde emitirá el resto de entregas grabadas.

Ya en Divinity, para intentar levantar el interés por el programa, introdujeron a una nueva concursante que seguro que iba a dar mucho de qué hablar. Rubia, alta, despampanante… así es Celia, la sustituta de la primera expulsada, Cristina.

CoeWmZ0UEAEz3hB

Pero aunque derrocha seguridad en sí misma, tras asegurar que tiene 70.000 seguidores en Instagram, no dudó en desfilar ante Marlene, la que será su rival esta semana, para justificar por qué no se dedica a las pasarelas. Según ella, “no muevo la mano derecha por usar tanto el móvil“.

Después, la aspirante a it girl acusó al programa de manipulación a través de su cuenta de Instagram. Por lo visto, la concursante habría compartido en su cuenta oficial algunas publicaciones que después decidió “suavizar”, en las que aseguraba que Dulceida, una de las coaches, había prometido en el rodaje del programa emitido este lunes hacerse una foto como premio con la ganadora de uno de los retos.

Sin embargo, según Celia el momento fue eliminado por el equipo de postproducción del programa al final, y por eso no apareció durante la emisión.

CpCaro3WIAAvvwA

Y ahora, ha ocurrido lo que se veía venir: Celia abandona el programa en el que ha permanecido dos semanas por sentirse “engañada. Según ella, se apuntó al espacio presentado por Sara Carbonero porque creyó que este le ayudaría a hacerse un hueco en el competitivo mundo de la moda.

Pero, según ella, se encontró con que todo estaba guionizado y que le “obligaban” a decir cosas que no eran verdad:

“Yo vivo de esto, no me hace falta crear polémica en un programa de televisión con mis compañeros. Yo quería aprender, no discutir y mucho menos que me dijeran qué tenía que decir.”

Ella asegura que en abril grabó un capítulo piloto en abril que se parecía más a lo que debería a ser el formato: un reality en el que aprender sobre moda para llegar a ser una influencer exitosa en dicho ámbito. Sin embargo, en la nueva versión se encontró con que “teníamos una persona específica que malmetía entre nosotros para que discutiéramos.

Por todo esto, y a pesar de tener firmado un contrato firmado con Mandarina, la empresa encargada del programa, ha decidido salir abruptamente. Alega que un abogado está estudiando su caso, ya que considera que Mandarina habría violado una de las cláusulas que indicaba que los concursantes no estarían guionizados. Por lo visto “desde la productora me dijeron que fuese a grabar mi salida, pero a mí nadie me echa. Me voy yo porque me siento engañada y guionizada“, ha dicho la joven.

Este es el texto íntegro del comunicado de su abogado:

comunicado

¿Qué os parece a vosotros? Contádnoslo en los comentarios.

 

Comentarios