Una nueva e inquietante traducción para “turistas” desata el cachondeo generalizado

Hace unos días, el usuario de Twitter @Dbenitosa publicaba en su cuenta de Twitter una imagen donde se podía ver unos carteles turísticos de Sevilla con una traducción bastante… original, cuanto menos. Una imagen que corría como la pólvora por Internet y ponía las redes sociales patas arriba.

“Nuevos carteles turísticos en Sevilla..a quién habrán encargado la traducción. Mae mía”. 

Los ya polémicos carteles indicaban la dirección de algunos sitios emblemáticos de la capital andaluza, como la Basílica de la Macarena, la Torre de los Perdigones, o las Murallas de la Macarena. 

Pero las traducciones de este cartel sevillano se quedan en nada comparadas con las de una piscina británica que, como no, se ha convertido en uno de los fenómenos virales de la semana. Te avisan de que no puedes introducir tumbons: “No introducir en la piscina: sillas, tumbons, carrets, mesas, pelotas de fibra, pelotas…”, o que el uso del baño no está permitido para personas con enfermedades infeccontagious: “El baño no está permitido a las personas con enfermedades infecconcontagious”. 

Pero la más loca, con diferencia, es la que te obliga a hacer caso a las indicaciones de Felipe González o Alfonso Guerra: “hacer uso de las indicaciones de los socialistas”.

 

 

 

Comentarios