Vacía el autobús para dejar montar a un hombre con silla de ruedas al que nadie hizo hueco

“Solo quería demostrar civismo”.

La idea de civismo procede del francés “civisme”, a su vez derivado del vocablo latino civis —que puede traducirse como “ciudadano”—. Así, el concepto alude a una conducta que se desarrolla en concordancia con las normas de convivencia que regulan la vida social. También puede vincularse al respeto por los instituciones y las leyes.

Giphy

Uno de los ejemplos clásicos es cuando se viaja en transporte público, ya se el metro, o el autobús… Se supone que hay que respetar los asientos que están reservados para ancianos, personas con discapacidad física o embarazadas. Y en el caso de que todos los que son de ese tipo estuvieran ocupados, lo que habrá que hacer será levantarse y cederles el asiento.

Decimos “se supone”, porque no siempre ocurre en la práctica. Por ese motivo, se ha viralizado el gesto que ha tenido un conductor de autobús en París con un hombre en silla de ruedas.

El hombre se llamaba François y quería subir a un autobús el jueves pasado… pero ninguno de los pasajeros le ayudó o se movió para dejarle un sitio. Algo tristemente habitual… al contrario que lo que hizo el conductor.

Ante la sorpresa de todos, paró el autobús, mandó bajar a todos los pasajeros y llevó solo al hombre en silla de ruedas. “Solo quería demostrar civismo”, manifestó posteriormente.

Después de conseguir que todos se bajasen, no les permitió subir de nuevo y les dijo que esperasen al siguiente autobús.

¿Qué os parece a vosotros?

Comentarios