Vergonzoso. En 2016 sigue habiendo gente ofreciendo este tipo de trabajo

IMG_20160822_131401

Vergonzoso. En 2016 sigue habiendo gente ofreciendo este tipo de trabajo. 

Esta bochornosa historia empieza con una respuesta a una búsqueda de trabajo. El dueño de un pub busca a una camarera y comienza a hablar con la candidata por WhatsApp. Después de comentar horarios, días y posible sueldo que cobraría, el empresario quiere saber si tendría inconveniente en llevar escote, a lo que la joven le responde que si le apetece a ella sí, pero nunca por una imposición se sus jefes. 

El hombre no entiende la postura de la trabajadora “es algo habitual en los bares de copas” e insiste en que no ve ningún problema en que se ponga un escote para trabajar. Luego le pregunta si otra amiga suya que también podría estar interesada en el empleo es de la misma opinión, mandando entre medias una foto de su cuerpo desnudo “Este soy yo” sin saber a qué viene a cuento en esta conversación.

Para finalizar este lamentable encuentro vía WhatsApp, el empresario le falta al respeto a la joven con un “por lo que veo en la foto tampoco podrías llevar mucho escote” coronándose como un auténtico sinvergüenza que busca aprovecharse de la necesidad de la gente en situación de desempleo. Enhorabuena. 

Pero lo que no esperaba esta escoria es que las capturas de su conversación se publicarían en Twitter, convirtiéndose en un fenómeno viral en las redes sociales.

Comentarios